Clubes de lectura ¡Âlbum! con pacientes de salud mental

Desde Noviembre del año pasado la Asociación ¡Âlbum!, con la ayuda del Ministerio de Cultura y Deporte, ha iniciado dos proyectos de mediación lectora en dos Centros de Salud Mental de la Red de Atención Pública.o

La humanización de la atención en salud mental se muestra cada día más necesaria, y gracias al apoyo de las directoras de el CSM de Moratalaz y el CSM de Hortaleza Ana Castaño y Cristina Polo, se han podido producir estos encuentros entre los pacientes y los álbumes.

El álbum: una poderosa herramienta de recuperación para las personas con problemas de salud mental

El álbum se muestra como una útil herramienta para llegar a los pacientes que padecen sufrimiento psíquico. Los tratamientos farmacológicos producen efectos secundarios que afectan en gran medida a la capacidad de concentración y a la memoria, y este formato de libros ayuda a salvar este gran obstáculo. La imagen se convierte así en un gran factor de inclusión, que permite que nadie se quede atrás y que todos los participantes puedan disfrutar de la lectura y de la posterior conversación.

Este innovador camino de la mediación lectora ha permitido descubrir los innumerables recorridos que nos puede aportar el álbum también con adultos, romper los prejuicios de la infantilización y sacar todo el partido posible a estos libros. Nos descubre que no tienen límite de edad y que siempre se puede hacer una lectura adulta de un álbum.

La mediadora encargada de los encuentros es Silvia García Esteban, quien tiene experiencia en primera persona de malestar psíquico. Su experiencia personal le permite mediar con los pacientes y llegar a su sufrimiento desde una dimensión necesariamente diferente. Silvia García Esteban lleva ya un extenso recorrido en el ámbito de la salud mental, también como docente en su curso Descubrir la voz perdida del libro álbum y la salud mental de El sitio de las palabras.

Clubes de lectura semanales con los pacientes del CSM de Moratalaz y del CSM de Hortaleza

En este proyecto Silvia García Esteban coordina dos clubes de lectura semanales con álbumes con los pacientes del CSM de Moratalaz y del CSM de Hortaleza. La sesión se inicia con la elección del libro por parte de los pacientes. Una vez leídos los libros se desarrolla una conversación acerca de la lectura donde los participantes pueden hilar su vida con el libro, que actúa como una ventana por la que asomarse al mundo.

Esta conversación produce la generación de pensamiento propio y tiene un gran efecto recuperador puesto que es un gran apoyo en la construcción de su propia subjetividad. Estos clubs de lectura son una firme apuesta por la humanización, y están pensados para dar un lugar de sujetos de pleno derecho a las personas que participan en ellos. Un camino para su recuperación, en la que los álbumes se ofrecen como aliados del viaje.

Desvistiendo el álbum. De la idea al libro publicado

Entre los días 24 y 25 de febrero tendrán lugar en la Escuela de Arte de Almería una serie de charlas y talleres para ilustradores enmarcadas en las Jornadas organizadas por la Asociación ¡Âlbum! que llevan por título Desvistiendo el álbum. De la idea al libro publicado. El formato será online y en ellas participan profesionales del sector reconocidos a nivel internacional.

El programa de las jornadas se encuentra en este enlace y las biografías de los ponentes en este otro.

Isidro Ferrer, Beatriz Martín Vidal, Isabel Albertos, Ana Bustelo, Joaquín Camp, Ana Pez, María Pascual, Arianna Squilloni, Jesús Ortiz, los editores de Thule Ediciones, Tres Tigres Tristes, Libros del Zorro Rojo, o Elena Pasoli, directora de la Feria Internacional del Libro de Bolonia, son algunos de los nombres que participarán en estos dos días de encuentro.

Estas jornadas tienen como finalidad mostrar una visión global del proceso de creación de un libro álbum, desde la idea pasando por el proceso de edición, e impresión hasta la comercialización del libro final. Es una oportunidad maravillosa para los creadores almerienses interesados en la profesión de ilustradores, ya que tendrán acceso a diferentes puntos de vista, herramientas, procesos de trabajo y posibilidades de esta apasionante profesión.

Aunque los talleres son en formato cerrado, exclusivamente para estudiantes de la Escuela de Arte de Almería, algunas de las charlas se retransmitirán en abierto para todos los interesados y se podrán seguir por el canal de YouTube de la Asociación ¡Âlbum!, compuesta por 22 editoriales de toda España especializadas en libro álbum, entre ellas la almeriense Editorial Libre Albedrío. El acceso se podrá realizar a través de este canal de YouTube.

El miércoles 24 de febrero, tendrá lugar a las 10 horas, la presentación y apertura a cargo de Gema Sirvent, de Editorial Libre Albedrío. Será la presentación de las jornadas y objetivos. A las 10:45 horas, Sobre flores, jardines y jardineros. En este paseo por el estudio del artista Isidro Ferrer se podrá ver la variada cacharrería que puebla su espacio de trabajo, mientras habla del proceso de germinación de uno de sus álbumes más reconocidos.

A las 12:30 horasEncontrando tu voz. El proceso de creación de un álbum ilustrado, Taller de Beatriz Martín Vidal. En esta primera parte del taller se tratará¿Qué es un álbum ilustrado? ¿Es realmente un libro? ¿Se puede escribir con imágenes?. El proceso de creación de un álbum ilustrado, desde la generación de ideas a la publicación.

A las 16 horas, 12 manos, muchos lápices y un altar. Una visita al estudio compartido de ilustración La Doña. Ana, Isa, Joaquín y una Ana más, abren las puertas de La Doña, su estudio en Madrid, para poder ver algunos de sus trabajos. Ilustración, lápices y deadlines, sí, pero también comida y horóscopo. A las 17:30 horas, Contar con imágenes. Las estructuras narrativas visuales como esqueleto de las historias. Segunda parte del Taller de María Pascual.  Se entrará y se saldrá del libro, todos se perderán por cuevas, se abrirán sarcófagos y se subirán a escenarios con una misión: desentrañar cómo se ensamblan los elementos narrativos visuales para que una historia no se desmorone.

Como cierre de esa jornada, a las 19:45 horas, Los siete magníficos consejos, de Arianna Squilloni, sobre la relación entre ilustradores y editores.

El jueves, 25 de febrero, a las 10 horas,Encontrando tu voz. El proceso de creación de un álbum ilustrado. Taller de Beatriz Martín Vidal. Parte 2. Seguidamente a las 12:30 horas,Contar con imágenes. Las estructuras narrativas visuales como esqueleto de las historias. Taller de María Pascual. Parte 2.

A las 16 horas, Tecnologías de producción gráfica. Charla a cargo de Jesús Ortiz. Del original al libro impreso. Todo lo que les conviene saber a los creadores gráficos sobre los sistemas de impresión y encuadernación, para preparar sus originales con las mayores garantías de supervivencia al proceso.

A las 17:45 horas, Feria del Libro de Bolonia. Charla a cargo de Elena Pasoli, desde Italia. Las claves de la feria más importante del sector contadas por su directora.

A las 18:45 horas,¿Qué pinta el editor en todo esto? Mesa de editores con las editoriales Tres Tigres Tristes, Avenauta, Thule y Libros del Zorro Rojo. En esta mesa redonda se dialogará sobre el papel del editor en el proceso de publicación de una obra ilustrada a través de la experiencia de cuatro editores. Contarán en primera persona su relación con los creadores, dinámicas de trabajo, plazos. Y se desvelarán algunas de las claves del mercado del libro, cómo funcionan las distribuidoras, el precio del libro, porcentajes de reparto entre los diferentes agentes implicados, contratos, y todo lo que siempre se pregunta sobre la profesión de editor.

A las 20:15 horas, Cierre de las jornadas y despedida.

Álbumes que rompen fronteras

La participación de las editoras y editores de álbumes ilustrados en el curso online sobre «La lectura en el ámbito terapéutico» que se está desarrollando con profesionales del Área de Salud Mental del Hospital Universitario Gregorio Marañón es la primera actividad de colaboración entre la Fundación de Educación para la Salud (FUNDADEPS) y la Asociación ¡Âlbum!, como parte del convenio firmado recientemente por ambas entidades con el objetivo de realizar actividades de fomento de la lectura y dar visibilidad a este género literario en distintos ámbitos.

El curso online sobre «La Lectura en el ámbito terapéutico», desarrollado con financiación del Ministerio de Cultura y Deporte, viene trabajando desde el año pasado en la formación con profesionales del ámbito de la salud mental. En esta ocasión, gracias al acuerdo con Asociación ¡Âlbum!, los editores y editoras de los libros álbum comparten con los profesionales participantes su obra – cuidadosamente elegida por las formadoras, Estrella Escriña y Carolina Lesa Brown-, al tiempo que debaten acerca de las experiencias, ideas y sentidos que generan esas obras en las y los participantes.

Además, la colaboración de Asociación ¡Âlbum! ha permitido crear una maleta de álbumes ilustrados, con 15 obras donadas por los editores y editoras, que se está utilizando en las actividades formativas y que posteriormente también estará a disposición de los diferentes hospitales integrados de la Red de Bibliotecas para Pacientes para su uso como herramienta en el tratamiento holístico de los y las pacientes.

Leer es salud

Las actividades desarrolladas por la FUNDADEPS en el marco de su Programa «Leer es Salud» pretenden ofrecer espacios creativos o artísticos dentro de los hospitales, en este caso en los servicios de salud mental, que favorecen los vínculos con el otro y aportan nuevos recursos para enriquecer los tratamientos desde el ámbito de la lectura.

Irene Ramos Núñez, coordinadora de esta actividad por parte de FUNDADEPS, destaca que «esta colaboración con la Asociación ¡Âlbum! nos da la oportunidad de contar con magníficos editores y editoras de álbumes ilustrados y con sus obras en nuestros cursos de formación online para profesionales del ámbito sanitario. Además de dar visibilidad a este género literario, para muchas personas desconocido, los cursos son un espacio de encuentro entre profesionales en los que pueden adquirir recursos novedosos que puedan serles útiles en la atención a la salud, en este caso a la salud mental, como es el libro álbum». «Creemos profundamente en el valor de este género como potenciador del vínculo terapéutico y como vehículo para trabajar cualquier aspecto, ya que la imagen llega directamente al subconsciente y evoca algo distinto en cada persona, pero nunca nos deja impasibles«, afirma.

Por su parte, Clara Jubete, coordinadora de la Asociación ¡Âlbum!, señala la enorme ilusión que ha despertado esta colaboración: «Este convenio nos permite seguir trabajando en uno de nuestros principales objetivos: ampliar las fronteras del libro álbum. Pensamos que el álbum es imprescindible para construir una sociedad con espíritu libre y literario y, entre otras razones que encontraréis en nuestro manifiesto, creemos que cualquier persona, a cualquier edad, necesita del arte, de la belleza, para habitar el mundo. Este año estrenamos convenio y esperamos seguir trabajando conjuntamente para que pacientes y profesionales puedan disfrutar con la lectura de nuestros álbumes”, afirma, al tiempo que agradece la ayuda del Ministerio de Cultura y Deporte que ha hecho posible esta colaboración.

Álbumes ilustrados accesibles a todo tipo de pacientes

“Una de las características principales de la imagen es su carácter democrático: no importa el idioma que hables, la cultura a la que pertenezcas o, incluso, si no sabes leer o escribir. Siempre comunica. En el álbum ilustrado, la imagen, además, establece un vínculo afectivo por su calidad de obra arte”. Así de rotundas se muestran Carolina Lesa Brown y Estrella Escriña, formadoras del curso online sobre «La lectura en el ámbito terapéutico». Y destacan la aportación que los álbumes ilustrados pueden realizar en el ámbito de la salud mental. “Estas obras son fundamentales para propiciar espacios de encuentro con este tipo de pacientes, que en muchas ocasiones cargan con los duros efectos de la medicación. A los álbumes puedes prestarle tanta atención como puedas, no requiere esfuerzo en su lectura y siempre te abre una puerta hacia la ensoñación”, añaden.

Desde su rol de formadoras, Carolina y Estrella están convencidas de que esta colaboración – que esperan que sea “larga, intensa y estrecha”- puede enriquecer tanto al ámbito sanitario como al literario: “al sanitario, por contar con libros delicados y con gran potencialidad; y al literario, porque oirá nuevas e interesantes lecturas por las características de los profesionales y pacientes”.

La participación de ¡Âlbum! en el curso «La lectura en el ámbito terapéutico» forma parte del proyecto «Ampliación de las fronteras del libro álbum», una iniciativa que cuenta con la ayuda del Ministerio de Cultura y Deporte. Pronto os contaremos más sobre este programa, que incluye, también en marco de la Salud Mental, clubes de lectura con la especialista Silvia García Esteban.

El origen del alfabeto

¿Sabes de dónde vienen esas letras que usas todos los días?

Hace muchos años (puede que 100 000) algunos humanos fueron descubriendo una cosa sorprendente: uno hacía ruido con la boca y las cabezas de la gente a su alrededor se llenaban de ideas.
Había nacido el lenguaje. Era un invento tan bueno que todos los humanos lo adoptaron. Usaban el lenguaje para muchas cosas; entre ellas para contarse historias al lado de la hoguera cuando ya habían cenado; y también para contarse historias al lado de la hoguera cuando no habían cenado, para olvidar el hambre.

Entonces los humanos se pusieron a imaginar qué podrían hacer para fijar esas historias en el tiempo. Así que se dedicaron a dibujar las palabras y de este modo nació la escritura, que es una representación visual del lenguaje.

Los inventores del alfabeto empezaron por el principio: ¿qué es lo que más queremos? ¡Comer carne! se respondieron ellos solos, y entonces lo primero que dibujaron esquemáticamente fue una vaca con sus cuernos y orejas. En su idioma la vaca se dice álif, una palabra cuyo primer sonido es A, y ese fue el principio del alfabeto. ¿Qué es lo que queremos después? se preguntaron. Pues… ¡dormir
protegidos del frío y de las fieras! Ah, eso es una casa, o una tienda de acampar. En su idioma la casa se llamaba beth. Y así nació la B.

De este modo llegaron a 22 letras, que para escribir su idioma eran suficientes. Imagínate un recitado del alfabeto: nosotros decimos a, be, ce, de… Un niño fenicio diría, en su idioma: vaca, casa, jabalina, puerta…

¿quieres saber más? Sigue este enlace