Libros

Previous
Next

Libro solidario

La luna de Kiev

Gianni Rodari / Beatrice Alemagna

Esta hermosa canción infantil de Gianni Rodari ilustrada por Beatrice Alemagna es el mejor canto a la paz: los beneficios de las ventas se donarán íntegramente a Save the Children para la emergencia en Ucrania y otros países en situación de conflicto.

La asociación ¡Âlbum! se constituyó para promover en nuestra sociedad la lectura y la cultura, y plasmamos este compromiso con nuestro primer libro.

La luna de Kiev

La lluna de Kíiv

Kieveko ilargia

A lúa de Kíiv

Gianni Rodari es clásico de la literatura infantil con gran éxito de público y crítica. Desde las rimas y los juegos lingüísticos hasta las fábulas y las novelas, sus obras hablan de libertad, de derechos, de dignidad y de responsabilidad civil, siempre con un tono ligero y profundo. En 1970 Rodari recibió el premio Hans Christian Andersen, el Nobel de la literatura infantil.

Beatrice Alemagna ha exhibido su obra en numerosas exposiciones (Jugendbibliothek de Múnich, Salón del Libro de Montreuil, American Society of Illustrators). Ha sido nominada para prestigiosos premios internacionales como el Astrid Lindgren Memorial y el Hans Christian Andersen. Sus libros han sido galardonados por la Feria del Libro Infantil de Bolonia, el Huffington Post o el New York Times.

Save the Children

La infancia ucraniana está ahora en grave peligro

No hay ningún lugar seguro en Ucrania. 7,5 millones de niños y niñas de Ucrania están en grave peligro de sufrir daños físicos, graves trastornos emocionales y desplazamientos tras la escalada del conflicto. 

Los bombardeos y explosiones en múltiples ciudades del país han obligado a los niños, niñas y a las familias a refugiarse en sótanos y refugios antibombas. Sabemos que decenas de niños y niñas han muerto ya por consecuencia de los ataques y esta cifra, desgraciadamente, aumenta día a día. 

La mitad de las personas que han huido de Ucrania son menores. Casi 2 millones de niños y niñas desplazados se enfrentan a condiciones extremas, viéndose obligados a pasar días y noches a la intemperie sin ningún tipo de refugio y a temperaturas por debajo de los 0ºC.